Versículo del día

Próximos eventos

Número de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter

Recursos - Google

Feliz 2015 PDF Imprimir E-mail
Escrito por Rogério Amaral   
Viernes, 02 de Enero de 2015 18:53

 

FELIZ 2015!

Y dijo Dios: “Aparezcan cuerpos luminosos en los firmamentos del cielo de la Tierra, para hacer separación entre el día y la noche; y sean ellos también para señales y para estaciones, y para días y años; y sirvan de lumbreras en el espacio del cielo, para iluminar la Tierra. Y fue así. Dios, pues hizo las dos grandes lumbreras vistas de la Tierra: la lumbrera mayor para gobernar el día y la lumbrera menor para gobernar la noche; hizo también las estrellas que alumbran a lo lejos. Y Dios puso el sol en el cielo de la Tierra para iluminarla, para gobernar el día y la noche y para hacer separación entre la luz y las tinieblas. Y vio Dios que eso era bueno”.

En Río de Janeiro, donde vivo, pero principalmente en Copacabana, hay un festival de fuegos artificiales en la llegada del nuevo año. A partir de las seis de la tarde, ya oímos, de mi casa, vários estampidos de los fuegos en las plazas cercanas  y el grito exultante que a ellos se sigue. 2015 ¡viene ahí! Es un nuevo año y la humanidad se alegra. Es bien verdad que la humanidad no tiene de qué alegrarse. Los preanuncios que el planeta nos dá son de que los dolores de parto están para comenzar. La naturaleza gimió tanto (Rom 8:22)! Gime por la tortura lenta, sistemática, voluptuosa  y ciega que nosotros, los humanos, le imponemos. La  Tierra acepta era glaciares, caídas de asteroides, diluvios, terremotos, maremotor, volcanes, furacanes, tifones y lo que de ella misma viene. Nada es trágico cuando es una acción de la naturaleza, pues tales acciones nunca son contra ella misma; al contrario, son en ella misma y para ella misma. Son apenas estaciones de la própria naturaleza. Mejorarla siempre. El gemido de ahora, todavía no anuncia un parto natural, pero una sangrienta y primitiva cesárea. Tiene que haber una intervención de Afuera de la própria naturaleza para salvar la vida. De lo contrario, los humanos acabarán com la Tierra.  Sin essa intervención de Afuera la parturienta Tierra no tendría espacio para dejar pasar el monstruo que se engendró en su vientre y que parece desear nacer para la muerte y no para la vida: ¡la humanidad caída! Los cielos tendrán que ser rasgados. Estrepitoso estruendo tendrá que ser oído. Entonces se verá al Hijo de Hombre, con poder y gran gloria, viniendo sobre las nubes, con los ángeles de Su poder. ¡Y todo ojo verá! Pero los estampidos de los fuegos no anuncian esse Día. La bulla de los fuegos en esta fecha sólo anuncian la llegada del año nuevo. Piense en la contradicción humana. Todo el mundo con miedo de la muerte y reuniéndose para celebrar un año menos de existencia en la Tierra. Para quien no carga en el pecho la esperanza del Hijo del Hombre y  Su vuelta, el bum, bum, bum de los fuegos debería ser un bum,bum,bum de celebración de la proximidad de la muerte, no de la vida. Pero no tenemos como no alegrarnos com el futuro. Somos hechos para el Siempre. Antes de la Caída, las estaciones no anunciaban nuestra muerte, pero sí nuestra vida. Hasta que el fruto nos mató...Entre tanto, la orden para que commemorásemos  los tiempos, no dejó de aflijirnos con esperanza. Entonces,  bum,bum,bum, aunque sea incoherentemente soltando fuegos para la llegada del día de la muerte. Sé que parece un escrito antitético en relación a la fecha. La cuestión es que aquellos que conocen a Dios ya pasaron de la muerte para vida (Romanos 8). Ese asunto ya no existe más, pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos, sea pues, que vivamos o muramos, somos del Señor. Estoy más viejo em la Tierra y no estoy más próximo de la muerte. ¡Qué cosa! ¡Bum! ¡Bum!, ¡Bum! Estoy a cada día más próximo de lo que ya es y en mí será, pues  En El yo ya soy.

¡Feliz 2015!

En El, en Quien somos,

Pastor Rogério Amaral

 
4º Domingo del Adviento PDF Imprimir E-mail
Escrito por Rogério Amaral   
Viernes, 02 de Enero de 2015 18:28

El Amor Verdadero

 

EL AMOR VERDADERO NACIÓ Y VIVE EN NOSOTROS

Lucas 2:11“Hoy les ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es Cristo el

Señor”.

Mateo 1:18-23 “El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su

madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu

Santo. José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente.

Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le

dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella

es engendrado, del Espíritu Santo es. Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre

JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados. Todo esto aconteció para

que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo: He aquí,

una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre EMANUEL, que

traducido es: Dios con nosotros.

 

Dios Emanuel, Dios con nosotros, Dios en medio de nosotros, Dios en nosotros. Este es el milagro del envío de Jesús, del nacimiento de Jesús, de la existencia de Jesús, del verbo encarnado (Jn. 1) y resucitado (1 Co. 6: 14). ¡Nació el niño-hombresalvador Dios Jesús! ¡Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad! (Lucas 2: 14). ¡Qué alegría saber que la justa esperanza nació en amor para la salvación a de todos los que en El creen! “Porque Dios amó al mundo de tal manera que dio a su Hijo unigénito para que todo aquel que en El cree no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3: 16).

¡Es Navidad! ¡Es conmemoración del nacimiento del amor puro, verdadero, incomparable, sin interés, en medio de nosotros! ¡Es la encarnación del amor en nosotros, por nosotros y para nosotros! Esta fecha es la conmemoración del amor que ahora (para los que creen y aceptan a Jesús como único y suficiente salvador, que creen que solamente Jesús es el Camino, la Verdad y la Vida y que nadie va a Dios a no ser por El – Jn. 14: 6), nace todos los días en todo el mundo para todo y cualquier tipo de persona. Es la fecha que conmemoramos como fecha festiva en el día 25 de diciembre, mas que es y debe ser, conmemorada todos los días como existencia de quien vive en Jesús, de quien permite a Jesús nacer y reinar todos los días en sus corazones. Ese amor que existe en el corazón de todo lo que conoce a Jesús, permite a nosotros que creemos, llevar este amor para que nazca también en otros corazones. ¡Es amor! ¡Es vida abundante! ¡Es Jesús! ¡Es salvación! ¡Es vida Eterna! ¡Es el cumplimiento de las promesas del Señor por amor a nuestras vidas! Permita este amor nacer en Ud. Y así Ud. Podrá conmemorar esta fecha todos los días de su existencia! Deje este amor tan esperado, recibido y vivido con tanta alegría por la justicia que viene de Dios, ser una realidad en su corazón! “Ahora bien, en Jerusalén había un hombre llamado Simeón, que era justo y devoto, y aguardaba con esperanza la redención de Israel. El Espíritu Santo estaba con él y le había revelado que no moriría sin antes ver al Cristo del Señor. Movido por el Espíritu, fue al templo. Cuando al niño Jesús lo llevaron sus padres para cumplir con la costumbre establecida por la ley, Simeón lo tomó en sus brazos y bendijo a Dios: Según tu palabra, Soberano Señor, ya puedes despedir a tu siervo en paz. Porque han visto mis ojos tu salvación, que has preparado a la vista de todos los pueblos: luz que ilumina a las naciones y gloria de tu pueblo Israel” Lucas 2:25-32. Feliz Navidad! Que Dios los bendiga!

En Él, que es el propio amor, Pastor Rogério Amaral

 
3º Domingo de Adviento PDF Imprimir E-mail
Escrito por Rogério Amaral   
Viernes, 02 de Enero de 2015 18:20

El gozo es Jesús

 

EL GOZO ESTÁ EN JESÚS

“Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la

noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del

Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No

temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el

pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO

el Señor. Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado

en un pesebre. Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes

celestiales, que alababan a Dios, y decían: !!Gloria a Dios en las alturas, Y en la

tierra paz, buena voluntad para con los hombres!” – Lucas 2:8-14

 

“...y todos comenzaron a alegrarse...” (Lc. 15: 24). Jesús enseñó que el feliz, que el que tiene gozo, alegría, que el bienaventurado, este que entendió que Jesús es la verdadera alegría, el verdadero gozo, llora, es perseguido... y vive insatisfecho con la falta de justicia, en la tierra...en cuanto se regocija y exalta. O sea: en Jesús, la alegría de ser y el lloro de ver y sentir, no existen en compartimientos separados, pero antes, se funden en una sóla cosa...donde alegrías son ungidas con lágrimas y lágrimas son enjugadas por las propias manos felices de aquel que las derrama. ¡Y todo esto es dulce! Esto porque tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nuestra parte (2Co. 4: 7). Así, en todo somos atribulados, pero no angustiados; perplejos pero no desesperados; perseguidos pero no desamparados; abatidos pero no destruidos; trayendo siempre en el cuerpo el morir de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos mortales (2Co. 4). Ahora, tenemos el mismo espíritu de fe, conforme está escrito: Creí, por eso hablé; también nosotros creemos, por eso también hablamos, sabiendo que aquel que resucitó al Señor Jesús, nos resucitará a nosotros con Jesús y nos presentará con todos los hermanos (2Co. 14- 15). Y esto es así, para nosotros, a pesar de lo paradojo, porque ahora sabemos que todo existe por amor de nosotros; esto para que la gracia multiplicada por medio de muchos, haga abundar la acción de gracias para gloria de Dios.

De ese modo, sabemos con certeza que todas las cosas provienen de Dios que nos reconcilió consigo mismo por Cristo y nos confió el ministerio de la reconciliación; pues que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo el mundo, no imputando a los hombres sus transgresiones; y nos encargó de la palabra de la reconciliación (2Co. 5: 18-19). Este es el caminar existencial de un embajador de la Gracia. La vida con Dios es paradoja que se hace su síntesis en la fe. Esa alegría de ser En El convive con todo tipo de contradicción. Por esto se demanda que caminemos en mucha perseverancia, en las aflicciones, en las necesidades, en las angustias, en las agresiones de todo tipo, en las polémicas, en los trabajos, en la pureza del ser, en la humildad en el saber, en la longanimidad, en la bondad, en el Espíritu Santo, en el amor no fingido, en la palabra de la verdad, en el poder de Dios; usando armas de defensa y de ataque; por honra y por deshonra, por mala fama y por buena fama; como engañadores, sin embargo, verdaderos; como desconocidos, sin embargo, bien conocidos; como quien muere y he aquí que vivimos; como castigados, sin embargo, no muertos; como entristecidos, pero siempre alegrándonos; como pobres pero enriqueciendo a muchos; como nada teniendo, pero poseyendo todo (2 Co. 6). La salud existencial y psicológica convive con la paradoja; pues es así el camino de Dios en un lugar que ya fue un Jardín y hoy es un desierto de serpientes abrasadoras y donde lo que más crece son espinas y cardos. “Jesús lloró....Jesús exultó en el espíritu...” - son fórmulas existenciales completamente armonizadas En El. Para nosotros, los hijos del Beneficio, habrá siempre la memoria de la “tierra distante” a fin de que haya siempre la grata alegría por la “Casa del Padre”. Nuestra conciencia de la Gracias es casi siempre de tamaño de nuestra conciencia de nuestra propia caída. El Espíritu que gime por nosotros (Rm. 8: 26-28) es el mismo que nos llena de alegría, en la seguridad que Jesús ya conquistó y nos dio toda la victoria en la cruz del Calvario.

En El, que nos enseña la felicidad hasta cuando la gente anda llorando....sin perder la alegría de ser, Pastor Rogério Amaral

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL
JoomlaWatch Stats 1.2.7 by Matej Koval